Home | Novelas | Ensayos | Fragmentos | Multimedia | Contacto | Currículum Vitae



Demasiado Amor.

Dos hermanas deciden cambiar de vida: irse a vivir a Italia y comprar una casa en un pueblito junto al mar, arreglarla para recibir huéspedes y vivir de las rentas. Para lograr ese sueño, una deberá viajar de avanzada y la otra quedarse en México para trabajar y mantener a ambas. Beatriz, la que se queda, se afana en la oficina y lleva tareas extra a su departamento para ganar más, pero por más que se esfuerza, el dinero no alcanza.
Una noche cualquiera, en una cafetería, se le acerca un hombre y termina acostándose con él. Y para su sorpresa, recibe paga. De allí en adelante iniciará una serie de relaciones que le irán ayudando económicamente pero sobre todo, le irán dando un giro gozoso a su existencia...
Opiniones ver mas...



La señora de los sueños.

Veinte años de matrimonio y una cotidianidad repetitiva, insípida y aburrida constituyen la vida no vivida de Ana Fernández. Un día, de regreso de las compras domésticas, se detiene frente al aparador de una librería, atraída por la portada de un libro. Después de muchas dudas se anima a llevárselo y cuando se sumerge en su lectura descubre un mundo insospechado que le dará nuevo sentido a su existencia. Y desde entonces se dedica a leer, para vivir a través de las páginas las experiencias que otras mujeres vivieron en otras geografías, en diversas culturas y en distintos tiempos históricos: allí está la joven sumisa fiel seguidora del Islam desde su nacimiento y matrimonio en el Medio Oriente, su paso por España y luego su huída al norte de áfrica...
Opiniones ver mas...



Vivir la vida.

Educada para permanecer en el seno de la tranquilidad doméstica, Susana es arrojada a una vida marcada por los cambios bruscos, las pérdidas y los encuentros: la casan, la encierran en un manicomio, le cercenan los senos por un erróneo diagnóstico de cáncer, se vuelve escritora famosa, crea empresas, hace todo tipo de trabajos, desaparece y reaparece y así como hoy tiene casa y familia y dinero, mañana no tiene nada y después otra vez tiene. Estamos frente a una perdedora, de esas que abundan a pesar de lo que dicen los medios de comunicación y los libros de autoayuda. Nada de lo que le sucede ella lo decide, son los otros, son las situaciones que deciden por ella...
Opiniones ver mas...